cerrar
Expansión del coronavirus
Krones asume la responsabilidad por su personal, clientes y socios. Hemos adoptado una gran variedad de medidas para frenar la propagación de la infección y al mismo tiempo seguir apoyando a nuestros clientes de la mejor forma posible. Leer más
cerrar
Búsqueda
Se buscan resultados
No hay resultados
    Zumo, Refrescos
    Spitz, simplemente genial
    Volver
    Spitz, simplemente genial

      Desde pan tostado hasta salsas de barbacoa y las bebidas. Si deambula por los estantes de los supermercados austriacos, no podrá pasar por alto a Spitz. La empresa es una especie de campeón oculto, porque además de numerosas marcas propias, también produce una amplia gama de marcas blancas para el comercio minorista de alimentos. La demanda de bebidas energéticas, zumos y té helado no cesa. Precisamente por esta razón la empresa ha invertido en una nueva línea aséptica en seco de Krones.

      Por favor, active JavaScript para poder reproducir este vídeo.

      Si bien la tecnología aséptica de Krones ya era conocida por Spitz, la nueva línea se diferencia de la variante aséptica en húmedo existente en la ingeniería de procesos. El Contipure AseptBloc DN esteriliza en seco toda la superficie de la preforma, utilizando peróxido de hidrógeno gaseoso. «Esto significa que podemos prescindir de la enjuagadora, lo que nos ha permitido reducir significativamente nuestro consumo de agua y también el volumen generado de aguas residuales en la producción», afirma complacido el director técnico de Spitz, Markus Kröpfel. La máquina sopladora, la llenadora y la taponadora son de diseño completamente aséptico y están conectadas directamente en bloque entre sí. Esto garantiza un diseño compacto, así como la fiabilidad del proceso microbiológico.

      «Ya teníamos experiencia con la producción aséptica, lo que sin duda fue una ventaja para nuestros empleados, especialmente en la fase inicial», añaden Rudolf Holzinger, responsable de la producción en la División de Bebidas de Spitz, y Markus Kröpfel: «Pero cada línea es diferente. Para poder comprender rápidamente las nuevas máquinas, uno de nuestros experimentados empleados de producción estuvo acompañando el proyecto desde el principio. Actualmente esta persona imparte cursos a sus compañeros en calidad de instructor. Además, junto con la Academia Krones hemos elaborado un programa de formación para operadores de líneas, electricistas y mecánicos». Un empleado por turno se encarga del bloque aséptico, otro de las etiquetadoras y de la embaladora y otro es responsable del área de paletización y del suministro de nuevas preformas a la línea. Actualmente la nueva línea funciona en régimen de tres turnos.

      00 - Article 19903
      Walter Scherb junior, gerente de la empresa, en su tercera generación

      Numerosas opciones en la producción

      El Contipure AseptBloc DN es el experto en asepsia de Krones para productos de baja acidez. En la actualidad, Spitz llena principalmente diferentes tipos de té helado con esta línea con un rendimiento de 24.000 envases por hora. Es posible procesar hasta seis formatos de botella diferentes, ya sea con 38 tapas planas o tapas flip-top. Para mantener la flexibilidad en el etiquetado de los envases fueron integradas una Contiroll para etiquetas envolventes y una Sleevematic para sleeves. La Variopac Pro posterior procesa embalajes retractilados de 6, 12 o 18 unidades, opcionalmente también bandejas con y sin film plástico. «En el futuro procesaremos las botellas de gran volumen de 1,0 litro de zumo o de 1,5 litros de té helado en la línea aséptica actual. La nueva línea cubrirá más bien el formato de 0,5 litros, ya que estos envases suelen llevar sleeves o tapas flip-top», dice Rudolf Holzinger.

      Sin embargo, al invertir en el nuevo sistema aséptico, Spitz también demostró previsión y apertura para grupos de productos completamente nuevos. Porque con el Contipure AseptBloc DN también se podrán procesar en el futuro innovadoras bebidas de baja acidez. «Pensamos que la tendencia es hacia la naturalidad. Es decir, sin conservantes y con la mayor cantidad posible de ingredientes naturales. El proceso aséptico es sin duda la primera opción en este caso, porque nos permite envasar, por ejemplo, tés recién hechos o bebidas isotónicas sin gas utilizando la tecnología más moderna», explica CEO Walter Scherb. «Al mismo tiempo, deseábamos dejar abierta la posibilidad de procesar nuevas categorías de productos invirtiendo en la nueva línea. Krones nos convenció con su Contipure AseptBloc. Esto significa que ahora tenemos la posibilidad de no solo llenar bebidas con pH neutro, sino también, de dosificar además coco o aloe vera, por ejemplo. Esta combinación de línea aséptica en seco conectada en bloque con la opción de procesar incluso productos con ingredientes sólidos es única en Europa».

      El contacto directo como aspecto positivo

      Además de la flexibilidad para el envasado de bebidas innovadoras, otro motivo relevante para optar por Krones fue la cercanía de la sede central en Neutraubling, a tan solo dos horas en automóvil de Attnang-Puchheim.

      El tercer criterio para la elección del nuevo equipo fue la concepción del layout de la línea. Tras el traslado de la ingeniería de procesos a otra parte de la nave y la modificación de los trayectos de transporte de las líneas existentes, Krones instaló las nuevas líneas pasándolas a través del techo abierto de la nave para integrarlas de manera exacta en el espacio disponible.

       Un mantenimiento al año

      «Un mantenimiento prudente y preventivo es fundamental para el funcionamiento de nuestras líneas en condiciones de seguridad», explica Markus Kröpfel. Con el arranque de la primera línea aséptica Spitz firmó pues un contrato de mantenimiento con Lifecycle Service de Krones. «Ejecutamos juntos la planificación, la inspección y la revisión para mejorar constantemente los conocimientos de nuestro propio equipo», explica. Spitz proyecta ejecutar un mantenimiento de dos semanas de duración al año.

      • Durante la primera semana, al igual que la inspección general tiene lugar la verificación del proceso aséptico, durante la cual se evalúa la producción aséptica y las condiciones higiénicas de la línea aséptica. Aquí se incluye, por ejemplo, el control de los parámetros del proceso y la evaluación del proceso aséptico con la ayuda de los correspondientes diagramas y mensajes de error. Además, los ingenieros de validación de Krones toman muestras de todos los ingredientes y fluidos relevantes para la producción aséptica. Debido a los muchos años de cooperación y a la consiguiente transferencia de conocimientos, Spitz realiza el control de los sistemas asépticos por sí sola.
      • La segunda fase incluye la revisión con la subsiguiente recalificación y prueba estéril. Esto es para asegurar la producción aséptica y la seguridad del producto después de la revisión. Durante esta fase se comprueban los programas del proceso además de evaluar las funciones básicas y la higiene de la línea. También se vuelven a tomar muestras y se estudia junto con el personal del laboratorio los posibles hallazgos o cuestiones pendientes desde el último control aséptico. Durante todo este tiempo estará presente un equipo de empleados de Spitz, que será constantemente acompañado e instruido por los expertos de Krones, para que, en caso necesario, estén capacitados para realizar pequeños trabajos de mantenimiento durante el año. El laboratorio interno también realiza la posterior prueba estéril. Al final, Spitz recibe un informe detallado sobre el estado higiénico y aséptico general de la línea.

      Máquinas y soluciones seleccionadas
      kronesES
      kronesES
      0
      10
      1